La frase del día

Donde no hay futuro ¿cómo puede haber pecado?

Sex pistols "sex on 45"

lunes, 26 de marzo de 2012

NIKOLA TESLA: EL GENIO REPUDIADO


Resulta extraordinario ver como a finales del siglo XIX y principios del XX, se juntaron gran parte de las mentes más preclaras de la humanidad para ir alumbrando en poco tiempo los avances tecnológicos más asombrosos, rápidos y fascinantes de toda la historia de la humanidad. Aún más paradójico resulta comprobar como todas se fueron juntando en un punto concreto: los Estados Unidos. Claro está que, en materia de ciencia, no podía ser de otro modo, ya que los grandes capitales dispuestos a arriesgarlo todo en aras de un progreso... monetario, se hallaban en aquel emergente país, que supo entender como nadie que en el camino tortuoso de la investigación estaba el futuro. Allí, en los albores de un siglo llamado a ver los descubrimientos tecnológicos que pusieron los cimientos de nuestro actual progreso, se potenció como nunca el mecenazgo para atraer a los más dotados científicos bajo promesa de la ansiada oportunidad de poder desarrollar sus proyectos; la misma que les negaba el viejo continente, anclado en la decrepitud sin darse cuenta de ello, y observando de brazos cruzados como todos aquellos que podrían haberle ayudado a mantener el lustre pasado, emigraban con poco dinero y muchas ilusiones hacia la meca de la ciencia. Albert Einstein podría ser el buque insignia de esta idea, y quizás el más famoso de todos los científicos emigrados. Sin duda hubiera sido la mente más preclara de no haber sido por la existencia de un ingeniero croata (aunque étnicamente fuera serbio) al que hoy le debemos parte de nuestro progreso y que cayó en el túnel del olvido: Nikola Tesla.

Hijo de un predicador, comenzó sus estudios de ingeniería eléctrica en la universidad de Graz. Dicen que se pasaba el día leyendo y memorizando libros enteros gracias a su memoria fotográfica. Poco tiempo después se trasladó a París, donde comenzó a trabajar en una de las empresas de Édison. Por recomendación de su jefe, recibió una oferta para trasladarse a los Estados Unidos como colaborador del afamado inventor. Pronto, ambos genios entraron en conflicto y su separación se produjo en 1885, solo un año después de su desembarco en Nueva York. Tras varios trabajos destinados a recaudar fondos, consiguió fundar en 1886 la Tesla Electric Light & Manufacturing y comenzó su colaboración con George Westinghouse. Durante esta época, desarrolló máquinas que producían rayos x y el germen de la trasmisión eléctrica sin cables (idea que le rondaría para siempre y que intentó desarrollar a lo largo de toda su vida). En 1891 demostró la trasmisión inalámbrica de energía y lo que hoy se denomina el efecto tesla. También y gracias a su descubrimiento de la corriente alterna (la misma que hoy usamos en nuestras casas), se contruyó en las Cataratas del Niágara la primera central eléctrica como hoy las concebimos, y que dotó de energía a la ciudad de Búfalo. Fue también en esta época en la que descubrió su celebérrima “Bobina Tesla” y la radio. En su honor se llamó Tesla a la unidad de medida del campo magnético.

Pero el inventor seguía fascinado por la idea de trasmitir la electricidad sin costes a todas las partes del mundo, de modo inalámbrico y, tras diversas vicisitudes, logró comenzar su proyecto más ambicioso aliándose con el banquero J. P. Morgan, al que convenció con la idea de crear un ingenio capaz de trasmitir imágenes y sonidos por el aire. Fruto de esta unión y para este fin, nació la Torre de Wardenclyff. Cuando el banquero descubrió que los verdaderos intereses del científico era la trasmisión gratuita de energía para toda la humanidad, abandonó el proyecto y retiró los fondos.

Tras este duro revés al que se unió el carácter solitario del croata, sus muchas excentricidades (llegó a inventar un aparato llamado Telascopio para comunicarse con seres de otros planetas, afirmando haberlo conseguido), su prepotencia y su filantropía, Nikola Tesla acabó sus días arruinado y olvidado, en una habitación de hotel de Nueva York. Tras su muerte, el gobierno confiscó todos sus documentos que no serían entregados hasta años más tarde y que hoy se pueden ver expuestos en el Museo Tesla de Belgrado. Me gustaría pensar que todos estos papeles fueron entregados, pero este punto, tan discutido como incierto, es uno de los grandes enigmas (quizás el último) de la vida del inventor más grande de la historia.

Hay momentos en los que nos podemos sentir orgullosos del desarrollo alcanzado por la humanidad, pero nunca deberíamos caer en el error de olvidar a todos aquellos que lo hicieron posible. Como en otras muchas ocasiones, la memoria de Nikola Tesla se vio enterrada por los bastardos intereses económicos, llenando de ignominia a todos cuantos contribuyeron al oscurantismo a lo largo de los siglos y que se preocuparon de que este nombre cayera en el olvido de los tiempos, sepultado bajo la negra capa de la codicia humana. Nada de lo logrado hasta hoy hubiera sido posible sin la existencia de este hombre sencillamente genial, cuyo mayor interés pese a sus muchos errores, fue el de poder hacerle llegar a todos los hombres una energía que consideraba pertenecía a la tierra y que, como tal, debía ser repartida sin distinciones. Otra hermosa aspiración asesinada por los espurios intereses de personas que solo ansían enriquecerse con las necesidades de sus congéneres. Que Dios, si lo tiene a bien, les perdone; yo no tengo ningún propósito de hacerlo.

Para acabar y a modo de reflexión, quiero dejar un pensamiento del propio Nikola Tesla. Estas palabras definen sin duda al genial científico, que michos catalogaron como loco, pero que no era nada más que un genio irrepetible:

"En un futuro próximo veremos una gran cantidad de aplicaciones de la electricidad: Podremos dispersar la niebla mediante fuerza eléctrica; Centrales sin hilos se utilizarán con el propósito de iluminar los océanos; Se conseguirá la transmisión de imágenes mediante hilos telegráficos ordinarios (transmisión sin hilos de inteligencia y energía); Otra valiosa novedad será una máquina de escribir operada mediante la voz humana; tendremos eliminadores de humo, absorbedores de polvo, esterilizadores de agua, aire, alimentos, y ropa; Se convertirá en imposible contraer enfermedades por gérmenes y la gente del campo irá a las ciudades para permanecer allí; Transmisión de energía sin hilos (producida por generadores ambientalmente compatibles) para que el hombre pueda solucionar todos los problemas de la existencia material. La distancia, que es el impedimento principal del progreso de la humanidad, será completamente superada, en palabra y acción. La humanidad estará unida, las guerras serán imposibles, y la paz reinará en todo el planeta."

INVENTOS DE NIKOLA TESLA

Corriente alterna (hoy utilizada en todos los hogares y empresas del mundo)

El radar

El microscopio electrónico

El horno de microondas.

Transferencia inalámbrica de energía eléctrica (no demostrado): mediante ondas electromagnéticas.

Radio.

Bombilla sin filamento.

Dispositivos de electroterapia.

Submarino eléctrico.

Lámpara fluorescente (más conocido como tubo fluorescente, ese mismo que veréis en las cocinas de nuestros hogares).

Teslascopio.

Métodos y herramientas para el control climático.

Control remoto.

Motor de turbina que utilizaba discos en lugar de alabes.

Ondas Tesla.

Afirmó que uno de sus experimentos revelaba la existencia de partículas con carga menor que la de un electrón. En la actualidad se conocen como "Quarks" y resulta del todo asombroso que se adelantase a un descubrimiento relativamente reciente con los medios rudimentarios de los que disponía.

Armas de energía directa

Sistemas de propulsión por medios electromagnéticos (sin necesidad de partes móviles)

Bobina Tesla: entregaba en la salida una energía de alto voltaje y alta frecuencia.

Principios teóricos del radar

Oscilador vibracional mecánico

Impulso Gravitacional Atómico

Aviones Stol: Los aviones de despegue y aterrizaje vertical cortos (harrier, f-35, etc).

Envío de electricidad con un solo cable: aparte del convencional sistema que se usa, el cual requiere 2 cables, para el suministro eléctrico a los dispositivos, Tesla demostró en multitud de ocasiones que es posible el envío de energía eléctrica a través de un único cable de 1 solo hilo. Por tanto, en este ejemplo, el concepto común de voltaje (diferencia de potencial), podría calificarse simplemente diciendo que voltaje es cualquier potencial y no necesariamente la diferencia.

Radiogoniómetro: Sistema electrónico capaz de determinar la dirección de procedencia de una señal de radio

Teleodinámica eléctrica






2 comentarios:

Melior dijo...

Hola Duende:

Simplemente un genio, una mente privilegiada, un superdotado que nadie valoró. Otro más de los muchos "hombres grandes" que la humanidad ignora habiendo sido concebidos, probablemente, para sacarnos de más de un apuro. Eso sí, otros con mejores tretas se aprovecharon de su buen hacer y sacaron partido a sus inventos.
¡La vida misma!

Creo que sus grandes pecados fueron exactamente SER GENEROSO Y DEMASIADO INTELIGENTE... eso no se perdona. Hay demasiada envidia.

Duende, a ver si te muestras generoso y no nos dejas tanto tiempo sin tus escritos.
¡¡Se hacen rogar demasiado!!

Un abrazo.

duende satírico dijo...

Era un genio, sin duda, de otro planeta. Y creo que se castigó más su generosidad que otra cosa. Gracias por tu comentario; como puedes ver, ya he arreglado esto un poco y publico con más asidudidad. MUCHAS GRACIAS POR SEGUIR AHÍ, EN LAS BARRICADAS.