La frase del día

Donde no hay futuro ¿cómo puede haber pecado?

Sex pistols "sex on 45"

jueves, 17 de diciembre de 2015

SIMPLEMENTE, GRACIAS DUENDE

He leído por ahí, a lo largo de mucho tiempo y más veces de las que podría imaginar, que no soy quien dice ser. Me resulta curioso y, si me lo permitís, hasta ilógico, ya que creo que siempre he sido una persona bastante transparente. Normalmente esas críticas nada constructivas y hechas con afán cuasi difamatorio, han venido por el flanco de mi alter ego literario; ¡pobre Duende Satírico! No es más que alguien a quien le doy todos mis miedos, mis dudas, mi lado más oscuro y se encarga de, moviendo su pequeña pluma, exorcizar los fantasmas que van acudiendo a mi interior. Demasiado castigo para un esforzado homúnculo que cohabita siempre en la penumbra de mis lágrimas para convertirlas en alegrías.
Y me resulta aún más ilógico este tipo de aseveraciones cuando yo siempre he afirmado no ser más que un pobre escribidor; un chico de la calle que vive su canción, sin más pretensión que la de comprender ciertas cosas que, de no escribirlas, quedarían lejos de mi entendimiento. Quizás sea esto algo pretencioso por mi parte o, quizás, sea el que me atreva a desnudar mi alma ante gente desconocida, sin pudor alguno, lo que puede molestar: la verdad es que no lo sé y, perdónenme aquellos que lo han afirmado alguna vez, me importa poco o nada, dicho esto desde el respeto que me merece cualquier opinión; el mismo que creo merece la mía. Durante más años de los que me gustaría admitir, vengo enfrentándome al folio en blanco, emborronándolo con la sangre que han derramado mis heridas y lágrimas que han brotado casi a la par que las estruendosas carcajadas. Ni en los peores momentos he dejado de escribir, con un pequeño espacio de tiempo en el que mi zozobra interior fue tal, que se instauró en mí un vacío literario del que aún noto, en cuanto comienzo a teclear, que no he llegado a reponerme totalmente. Y digo esto porque siempre subyace en mí el temor de comenzar un texto y terminar hablando siempre de aquellos tiempos oscuros; bien cierto es que nunca me suele ocurrir, pero mientras ese miedo no desaparezca, nunca voy a afirmar que me he recuperado del todo de esos momentos en los que era incapaz de escribir nada. Supongo que es algo similar a lo que los ex alcohólicos sienten pese a los años que lleven sin beber: aprenden a vivir y a controlar esos impulsos, pero nunca bajan la guardia. Y eso es justo lo que en mí sucede: nunca bajo la guardia pese a haber aprendido a cohabitar con la alegría y el optimismo.
Y es por esto que hoy quiero, querido Duende, agradecerte que siempre estés ahí, viviendo en el lado oscuro de la luna, sonriendo aunque los tiempos sean hostiles. Gracias por cambiar mis pensamientos más tristes y meditabundos en alegrías. Solo siento que tu papel lleve implícito el que alguien pueda llegar a pensar que eres un ser pretencioso que se cree  Capote o Hemingway. Ambos sabemos la verdad, y es más que suficiente; porque no hay más ciego que el que no quiere ver y ninguno de los dos estamos ya para educar a nadie ni para desfacer equívocos en quien está más que cómodo sentado sobre el centro de su erroneo mundo. Como afirma Fito: "Puedo reir y no disimular: Es la ventaja de irse haciendo viejo. No tengo nada para impresionar, ni por fuera ni por dentro"

viernes, 13 de noviembre de 2015

DUENDE PENSANDO

Ayer pude leer algo en Facebook que me ha hecho reflexionar (gracias Bardo). Quizás demasiado aspectos de mi vida van dando vueltas en círculos, y es hora de que, como decías Bardo, me pare y comience a ver hacia dónde quiero que se encamine el resto de mi vida. Hoy es el momento para reflexionar y tomar alguna decisión al respecto. Voy a ponerme la careta de duende meditabundo para ponderar todo lo necesario para cambiar muchos aspectos de mi caminar. Cogito ergo sum.

                                                 

jueves, 12 de noviembre de 2015

ISMAEL SERRANO: APENAS SÉ NADA DE LA VIDA

No me canso de decir que La llamada, el nuevo disco de Ismael Serrano, es de lo mejor que he escuchado en mucho tiempo. Cada vez que lo escucho, descubro algo nuevo que me había pasado inadvertido en la vez anterior. Hoy quiero dedicarte esta canción y decirte, como en el estribillo:

                                             Pero sé, aunque sepa poco de la vida,
                                             que la tarde de sofá si estás al lado
                                             me cura mi lunes y mi miopía,
                                             da respuesta al universo y sus acasos.

                                             Pero tengo la certeza, cuando menos,
                                             de que tu presencia espanta a los demonios,
                                             y trae noche de verano al dormitorio,
                                             que contigo cada marzo es el primero.

lunes, 9 de noviembre de 2015

EVERY LITTLE THING SHE DOES IS MAGIC

Porque desde que entraste en mi vida has sabido cambiar cada momento rutinario en algo mágico; porque iluminas mi cielo como nunca nadie lo había hecho; porque cada minuto de día te pienso y cada minuto que duermo, te sueño. Porque cada cosa pequeña cosa que haces es mágica, para ti esta canción.

viernes, 6 de noviembre de 2015

GOTHAM

Ayer tuve ocasión de ver el último capítulo de la segunda temporadaa de Gotham. Tengo que decir que fue algo espectacular. Esta segunda temporada prometía, y está cumpliendo. Creo que es de las mejores series que están en antena actualmente.


AMARAL: LLÉVAME MUY LEJOS

Genial canción para animar cualquier día. Una mañana de viernes cualquiera, por ejemplo. Llevábamos mucho tiempo esperando el nuevo disco de Amaral

lunes, 14 de septiembre de 2015

ALUCINADO

Ya voy siendo mayor, y comienzo a ver canas en mi escaso pelo, en mi barba. Veo imperfecciones en mi cuerpo, que va sucumbiendo lenta  e inexorablemente al indolente paso del tiempo. Voy aceptando de buen grado los surcos que la vida va dejando, aprovechando cada uno de ellos como otra valiosa experiencia. Todo esto me hace ser más realista, más consciente de lo que tengo, de lo que no; de lo que he perdido y de lo que he encontrado: he aprendido a darle a todo su justo valor. Y por eso me siento inmensamente feliz de tenerte a mi lado. He aprendido a ver tu grandeza, tu belleza interior en toda su enorme extensión. Me he colgado de tu sonrisa, que ha ido ganándole terreno hasta al más bello rayo de luna que pueda encontrar. Y es que me haces tan inmensamente feliz que muchas veces me despierto temiendo que solo hayas sido un cruel sueño del que acabo de despertar. Mi alma se siente maravillada, asombrada como un niño por tu fascinante interior, por su gran belleza. Gracias, amor, por existir.

Te quiero y, por eso, esta bella canción para la más bella de las mujeres, con el universo interior más fascinante que yo haya visto jamás.

jueves, 10 de septiembre de 2015

miércoles, 9 de septiembre de 2015

FILOSOFÍA DE VIDA III: SIEMPRE 101

Quizás sea este el más complejo de los tres escritos por lo diferente que es de sus dos antecesores. De hecho, esta enseñanza no nace de ninguna historia, está totalmente vigente en mi vida y, además, se añadió a mi breve acervo hace apenas unos meses. En este caso, una amiga, cuyo nombre no viene al caso, me dijo una frase que se me quedó grabada: "no importa que te caigas cien veces; importa que te levantes ciento una".
Yo, que soy como los luchadores de breve carrera por no saber rendirse, la asimilé rápidamente por adaptarse perfectamente a mi forma de ser y de ver la vida. Por aquel entonces estaba saliendo de una relación tortuosa y conciliaba el sueño bastante tarde, lo que propició que comenzase a darle vueltas a la dichosa frasecilla y me dí cuenta de que efectivamente, había algo que estaba mal en mi vida, que no funcionaba: los problemas iban viniendo y se iban salvando, pero me dejaban un poso amargo que me impedían ser feliz, preocupado siempre por el siguiente problema, por la siguiente caída, por el inminente tropezón. Y así iba pasando el tiempo sin que lograra ser ni siquiera una caricatura del hombre que había sido solo unos meses atrás. Estaba claro que necesitaba darle un giro a mi cosmovisión y reinventarme; era eso o morir en el intento dentro de un pozo negro de amargura. Y así fui dándole vueltas, elaborando una teoría que poco a poco fue haciéndose realidad a base de esfuerzo por ver el lado bueno de las cosas, de pelear contra mis molinos de viento en un intento de alejar pensamientos que pudieran llevarme al desánimo; poniéndole una sonrisa a los peores momentos y teniendo presente en todo momento que el dolor es algo inevitable, pero que el  no anclarse a un estado permanente de tristeza sí es factible y que, para ello, solo hay que ir soltando lastre lo más rápido que se pueda para llegar cuanto antes al estado de tranquilidad. Y fue así como surgió el germen de lo que yo hoy denomino "siempre 101", y que poco a poco se ha ido convirtiendo en una forma de vivir, en una teoría humanística creada a mi justa medida, para lograr poder disfrutar del presente, sin que las huellas del pasado ni las amenazas del futuro pudieran hipotecarlo.
   Y es que la frase entera resultaba demasiado larga, demasiado complicada de recordar, y vi necesario acortarla, extrayendo lo esencial de tan noble sentencia, para que de un plumazo pudiera verse el corazón y el motor de mi recién adquirida filosofía de vida. Esa fue la parte más fácil de todo el proceso, sin duda. Estaba claro que lo importante era levantarse una vez más de las caídas, siendo estas cien y, además, que había que hacerlo siempre. Fue más que evidente, no cabe duda.
   Faltaban ya solamente las premisas que acompañasen tan extraño silogismo, vital y positivo. Como el mismo, debían compartir esos dos dones, transmitir la misma energía y seguridad. Y de nuevo emplear alguna que otra noche (ella siempre ha sido mi amiga y aliada) en apuntalar mi nueva forma de ver el mundo. Al fin, varias surgieron, otras llegaron y otras simplemente estaban, pero no había reparado en ellas. La primera de ellas surgió de una película que adoro, "Nothing Hill", que me hizo llegar a una conclusión: "No importa cómo estés en cada momento, porque ese instante no es el definitivo, si no un peldaño hacia tu meta". Otro, no menos importante, el saber que al finalizar el día es absurdo continuar rumiando el problema una y otra vez, ya que "lo que podías o lo has hecho ya o no vas a tener posibilidad hasta el día siguiente"; así que en esos instantes de intimidad, lo mejor que se puede hacer ya es disfrutarlos y dedicárselos a quien te acompaña y sufre contigo (incluído tú mismo). Este descanso que se le da a la mente propicia que al día siguiente, cuando se retome si es necesario, se haga con una mayor claridad y eficiencia. Y así hasta construir un decálogo en el que uno destaca por encima de todos ellos: "Siempre hay que levantarse y continuar. Nunca hay que rendirse". 
Todo esto que puede parecer fácilmente desmontable (y seguramente lo sea), puede significar la diferencia entre "disfrutar de lo que se tiene o llorar por lo que se pierde". No es algo que constituya la quintaesencia, ni el non plus ultra, pero sí que es una cosmovisión que me he forjado para conseguir disfrutar de algo que nunca se tiene, jamás se recupera cuando se malgasta y nunca va a frenar para esperar a que te levantes: el tiempo. Creo que cada cual puede hacerse su propio "Siempre 101" y tratar de ser cada día un poco más feliz que el anterior; porque ya bastante golpes nos tiene guardado el camino como para que nosotros nos inflijamos alguno más con el látigo de la tristeza. Es necesario disfrutar de algo bello, corto y efímero que se nos ha brindado y que posiblemente nunca se vuelva a poseer: la vida. Porque un claro de luna, un beso robado o una mirada tierna son siempre más hermosos que cualquier problema que sufras, cualquier puerta que se te cierre, cualquier revés que se te presente, no te quedes paralizado, mirando fijamente a los ojos de tu tristeza y comienza a nadar hacia la orilla de tu felicidad. Aunque no lo creas, es posible.

SIEMPRE 101
DUENDE SATÍRICO

viernes, 4 de septiembre de 2015

AL MAESTRO VALENTE

El más grande poeta del grupo de los 50 y uno de mis autores capitales. Ahí va, para una tarde cenicienta y remolona, mi poema favorito de José Ángel Valente. Mientras exista en el mundo un corazón puro, tu poesía seguirá viva.


Cerqué, cercaste,
cercamos tu cuerpo, el mío, el tuyo,
como si fueran sólo un solo cuerpo.
Lo cercamos en la noche.

Alzose al alba la voz
del hombre que rezaba.

Tierra ajena y más nuestra, allende, en lo lejano.
Oí la voz.
Bajé sobre tu cuerpo.
Se abrió, almendra.
bajé a lo alto
de ti, subí a lo hondo.

Oí la voz en el nacer
del sol, en el acercamiento
y en la inseparación, en el eje
del día y de la noche,
de ti y de mí.
Quedé, fui tú.
Y tú quedaste
como eres tú, para siempre
encendida.


JOSÉ ÁNGEL VALENTE

AHORA QUE TE ENCUENTRO

Esta canción va para mi mitad, para la que está aguantando mis rarezas y mis costumbres; para esa que sabe como arrancarme la sonrisa, cómo ponerme la carne de gallina en el corazón cada vez que escucho su risa; cómo desnudar mi alma bajo la tempestad y hacer que disfrute de la lluvia. Para ti, que cada mañana te saludo con un "buenos días, preciosa" y siempre sabes las mil maneras de contestarme para conseguir que sienta que me he reconciliado con la vida y, por qué no decirlo, hasta conmigo mismo.

jueves, 20 de agosto de 2015

FILOSOFÍA DE VIDA II: LA TEORÍA DEL FOLIO

Es esta una enseñanza bastante curiosa, que me contaron hace ya mucho tiempo. La versión que me llegó fué más o menos así:

    "Coje entre tus manos un folio y haz con él una bola lo más pequeña que puedas. Cuando hayas terminado, extiéndelo de nuevo y te lo encontrarás lleno de arrugas. Intenta alisarlo todo lo posible, tira de él, plánchalo si quieres. Es muy posible que si eres mañoso puedas volver a escribir en la hoja de nuevo, utilizarlo e, incluso, fotocopiar algo en él. Pero por muchos esfuerzos que le dediques, nunca volverá a estar como al principio. Lo mismo ocurre con las relaciones personales en las que haya sentimientos por en medio; da igual si es con un familiar lejano, con tus padres, tus hijos o tu pareja. Cuando dices algo que hace daño, la arruga siempre va a quedar ahí. Por eso es importante siempre pensar en lo que dices a los seres queridos, porque después de tus palabras, nunca volverá a ser lo mismo."

 Hace ya demasiados años que me contaron esta enseñanza y tengo que reconocer que desde que la escuché, mi forma de actuar en la vida cambió sustancialmente. Bien es cierto que, pese  ello, he cometido muchos errores, herido a personas que me quieren, y es inevitable, porque parte de la humanidad que llevamos en nuestras almas se basa en la certeza de no ser infalibles. Y de esta misma es de donde sale la esencia de esta historia: De el saber que, con toda seguridad, las arrugas van a existir. Entre ambas personas, la relación va a cambiar en mayor o menor medida, dependiendo de la capacidad de disculparse de uno y de la de perdonar del otro y de ambos va a depender que en su folio se pueda seguir escribiendo o no.
 Resulta fácil, aunque doloroso, ser el agraviado, ya que en el alero del otro queda la pelota de llevar la mayor parte del peso de la reconciliación; pero convendría no olvidar que la vida es larga, las oportunidades de equivocarse muchas, y a buen seguro que los roles más pronto que tarde se verán intercambiados; así que mejor ser magnánimo en la "victoria" para recibir clemencia en la derrota.
 Sentir dolor en esta vida es inevitable; pero sufrir es opción personal de cada uno. Y en las relaciones personales, sean de la índole que se quiera, al poner el corazón en el empeño aún lo es más. Por ello es quizás más importante cuidar muy mucho todo lo que se dice o hace, por contra a como solemos hacer. Normalmente, seducidos por la confianza, tratamos con menos respeto y cariño en infinidad de ocasiones a los que más queremos y, sin embargo, nos esforzamos por ser corteses, educados y dejar una grata impresión a personas que se cruzan en nuestro camino durante unos instantes y, seguramente, ni siquiera traspasarán la barrera de nuestro interior, ni llegarán siquiera a ser conocidos; y sin embargo, mimamos el folio común para quedar bien, como si un desconocido fuera más importante que los que comparten con nosotros aspectos personales de nuestra vida.
 Quizás convendría recordar todo esto, y dulcificar nuestras formas de actuar con los más cercanos, para conseguir así que el mundo fuera un poco mejor cada día que el anterior. Porque si intentas cambiar tu calle, , como aparecía en esa lápida de un obispo, seguramente no lo conseguirás, si intentas cambiar tu ciudad, seguramente fracasarás; Quizás si comenzásemos por cambiarnos nosotros mismos, conseguiríamos cambiar el mundo; porque las grandes metas están compuestas de pequeñas cosas, pequeñas batallas, muchas derrotas y pocas victorias; pero es nuestra responsabilidad hacer nuestra existencia y la de los que nos rodean, un poco más fácil y feliz. Y todo eso que parece tan complicado, solo depende de nuestra forma de actuar en las pequeñas cosas.

sábado, 15 de agosto de 2015

LENNY KRAVITZ: FLY AWAY

Ahora mismo estoy escuchando esta canción y no puedo dejar de recordar a mi amigo Manuel Perdiguero, que desapareció hace ya diez años en aquel maldito tsunami en Tailandia. Por todas las veces que sacamos en la ofi nuestras guitarras al aire y nos morimos de la risa mientras jugábamos a ser Lenny, te dedico esta canción, que para nosotros fue y seguirá siendo mientras yo mantenga nuestros recuerdos, un sinónimo de alegría y camaradería. Donde quiera que estés, debes saber que pese a los años no te olvidamos.
Because flew away too soon, but you are always in our souls.


jueves, 6 de agosto de 2015

A UN OLMO SECO

A lo largo de mi vida hay ciertas cosas que me han acompañado; más allá de cualquier época o cambio que haya experimentado, han permanecido siempre a mi lado, y he recurrido en infinitas ocasiones a ellas, encontrando a viejos amigos que me han devuelto la calma. Una de estas cosas ha sido una antología poética de Antonio Machado, poeta en el que siempre encuentro refugio y consuelo, esparcimiento y sabiduría. Muchos son los poemas que he memorizado, muchos los que he releído hasta la saciedad y algunos que, según he ido pasando etapas en mi existencia, han ido tomando forma y sentido hasta hacerse imprescindibles, cuando en otros tiempos eran incluso saltados. Este último caso es el del poema que me empuja a escribir esto: "A un olmo seco". Y es que hay ciertos poemas que no pueden ser plenamente comprendidos hasta que acumulas la experiencia necesaria.
Al igual que a aquel viejo y seco olmo, en mi corazón han florecido unas hojas verdes, que están haciendo de los últimos tiempos de mi existencia algo por lo que merece la pena vivir. Hasta hace bien poco, pensaba que todo había ido mejorando, mi interior fortaleciéndose, el amor llegando. Iba conformándose, en definitiva, una vida normal con sus altibajos, alegrías, tristezas, momentos de gozo y de pena, proyectos, etc...  pero nada de todo esto era más que una ilusión, una sombra, una ficción, que me tenía preso de la melancolía sin que me diera cuenta y, lo que es peor, encerrado en el interior de sus ilusorias imágenes y pensando que tras la gran debacle que sufrí años atrás, ya nada de lo que me esperase en un futuro podría ser más que un sucedaneo de tiempos pasados, sintiendo como los geniales versos de Louis Aragon se iban materializando en mí, ardiendo lo que será, en el fuego de lo que fue. Todo esto era así hasta que ella entró en mi vida.
Y es que tener alguien que de repente entre en tu vida, vestida de primavera, tiñendo de magia todo lo que toca, con una sonrisa que ilumina mundos, no es algo que pase todos los días. Y todo cuanto piensas, todo lo establecido salta por los aires y comienzas a sentir cosas que hacía mucho que no experimentabas, que creías muertas o perdidas, y que al tiempo se entremezclan con nuevas sensaciones que te hacen sentir que nunca has amado así y, cuando te quieres dar cuenta, descubres que, como en el olmo centenario del poema de Machado, pequeños brotes verdes comienzan a salir, a arraigarse con fuerza y a crecer, y sientes ganas de gritar, de llorar de alegría, por ver que sigues vivo y, sobre todo, capaz de querer de nuevo sabeedor de que has sido capaz de sentir de nuevo algo más fuerte de lo esperado, de lo vivido, de lo sufrido, de lo amado....
Y sientes en esos instantes de reflexión que el mejor retrato del alma que te pueden hacer es el poema de Machado. Y comienzas a releerlo, sintiendo toda la intensidad de cada uno de sus versos, de sus palabras, de sus sílabas...para acabar con lágrimas en los ojos; lágrimas de agradecimiento para quien sea que haya dispuesto que ese halo fresco de primavera haya entrado en tu vida, recordándote que eres persona, hombre, alma y corazón; libre para ser amado, libre para amar. Y que ya no tienes que  esperar también, hacia la luz y hacia la vida, otro milagro de la primavera,  porque ya ha llegado; porque ya te envuelve y reconforta, y hace de tu historia pasada un eco imperceptible, y lo cambia por la ilusión de poder ser capaz de amar a alguien tan fascinante que ha trocado tus ratones por corceles, tu calabaza por carruaje; alguien junto a quien escuchar como dan las doce y todo sigue siendo igual de maravilloso, único y diferente, sin que magias ni artificios puedan cambiar nada. Porque el amor eterno reside donde unos ojos fascinantes te devuelven la mirada.

        A UN OLMO SECO
  Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.
  ¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.
  No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.
  Ejército de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.
  Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas en alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas, 
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.
 autógrafo                                                                    Antonio Machado, 4 de mayo de 1912

martes, 4 de agosto de 2015

HOY TENGO GANAS DE TI

Hoy he escuchado por casualidad esta canción y no he podido evitar pensar en una persona, a quien se la dedico. Porque unos cuantos rayos de luna bañando nuestra piel pueden convertirse en algo mágico.

jueves, 30 de julio de 2015

FILOSOFÍA DE VIDA I: LA NATURALEZA DEL ESCORPIÓN

Tal y como me contaron la historia, rezaba algo así:

 En una vereda de un río, se encontraron un día un sapo y un escorpión. Las recientes lluvías habían hecho que las aguas fueran más altas, con lo que era muy complicado pasar al otro lado. Ambos miraban a la otra parte del rio, estudiando el modo de pasar. El sapo, que no tenía problema alguno, iba a meterse al agua cuando el escorpión le dijo: "Amigo sapo, ¿podrías ayudarme a cruzar al otro lado?. Tengo que ir, y no sé cómo cruzar. Podría subirme a tu espalda y juntos pasaríamos". El sapo miró desconfiado y contestó: "no, porque me picarás en la espalada y moriré". El escorpión replicó: "si te pico, ambos nos hundiremos y moriremos ahogados, así que sería absurdo que lo hiciera". El sapo, no convencido del todo, pero conmovido por la necesidad del alacrán, finalmente aceptó; y así lo hicieron: el escorpión se subió a la espalda y comenzaron a cruzar el río. Cuando se hallaban más o menos en la mitad, el sapo sintió una fuerte punzada en la espalda: el escorpión le había picado. Enseguida comenzó a notar que el veneno hacía efecto y comenzó a hundirse. Poco antes de morir, el sapo preguntó: " sabías que si me picabas, ambos moriríamos: ¿por qué lo has hecho?". El escorpión, muy serio, le contestó: "¿qué esperabas?; es mi naturaleza".

Sé que es esta una historia bastante conocida. Hace muchos años que me la contaron y entonces era muy poco conocida. desconozco el origen y el autor, pero lo cierto es que me parece llena de sabiduría. Lo que más me gusta es que es de esas enseñanzas que recuperan la tradición oral: de no ser por la existencia de la red, creo que sería complicado encontrar constancia escrita. De todos modos, es este un dato que desconozco, pero me recuerda cuando me sentaba, hace ya muchos años, en la cocina de mi casa, al calor de la cocina de leña y mi abuela me contaba relatos de crímenes reales, en forma de canción, que le había contado así mismo su suegra muchos años atrás. Es una lástima que no alcance ya a recordar ninguno de ellos, y que todo eso se haya ido muriendo con la desaparición de nuestros ancestros.
Centrándome en la historia, a lo largo de mi vida he podido comprobar que lo que cuenta es cierto: la gente es fiel a su naturaleza, y sus actos van respondiendo a ella. Es por eso que hay que tener bastante afilados los sentidos a la hora de penetrar en la personalidad y cosmovisión de todos los que te vas encontrando en tu camino. Es esta una tarea ingrata, ya que te obliga a estar siempre en guardia y, por deficnición, siempre vas a errar con alguien: es esto lo que comunmente se denomina "decepción". Normalmente suelen existir en esto dos tipos: la primera se produce porque te han sabido esconder realmente bien la naturaleza de su alma (hay auténticos maestros en todo esto). La segunda, se da por una mezcolanza de esperanza y compasión, que nunca se produce a partes iguales.
En el primero de los casos, resulta terrible ese gusto agridulce que se te queda en el paladar del alma al sentirte engañado. Te das con todo lo que tienes, para a la postre terminar traicionado; para sentir de repente esa punzada en la espalda, la misma que sintió el sapo, dejándote además una expresión de incredulidad inmensa; porque, normalmente, quien te hace eso suele ser de las personas en las que más has confiado, con lo que el veneno hace el mismo efecto, pero de una forma más dolorosa.
El el segundo, normalmente suele mezclarse un sentimiento amoroso de algún tipo (de pareja, filial, de amigo, etc...). Se produce cuando pese a haber visto venir por dónde puede caerte la hostia, sigues intentando ayudar a esa persona, movido por unos sentimientos usualmente nobles, que siempre van acompañados de los consejos de turno de los que se mueven en tu ambiente y, preocupados, tratan de disuadirte y hacerte ver tu error, sin darse cuenta de que no es que no lo veas, si no que prefieres obviarlo por confianza en la naturaleza humana. Siempre he pensado que sabemos que va a ser una equivocación pero que la esperanza y la misericordia hacen bien su trabajo y te empujan a tratar de ayudar. Y es que también existen escorpiones que, por naturaleza, tienen que prestar ayuda, porque, simplemente, son así.
Hace unas semanas, hablando con un amigo bastante mayor que yo, me dijo una frase que podría resumir a la perfección la sabiduría de historia, con un pragmatismo y rotundidad propios de alguien que ya cuenta con la experiencia vital de su lado: "No te confundas, que el que nace hijo de puta, muere hijo de puta" Y yo, que ya me encuentro en el ecuador de mi vida, querría creer que no es así, pero todo está en mi contra y no puedo por más que dar mi brazo a torcer. Hay gente que logra enderezar cosas, cambiar algunos aspectos de su personalidad y su vida que le son perniciosos a él mismo y a los de su entorno; pero la esencia del ser humano permanece inalterada durante toda su trayectoria vital.

martes, 28 de julio de 2015

BRING ME TO LIFE

Hos voy a dejar dos canciones de un grupo alucinante, Evanescence. Si no lo habeis escuchado nunca (cosa improbable), vale la pena que os pareis a escucharlo.


domingo, 26 de julio de 2015

AGUA

Una de mis canciones favoritas, de uno de mis grupos favoritos. Espero que la disfruteis, porque vale la pena.

viernes, 24 de julio de 2015

THE SACRAMENT

Y para esta tarde, como diría Machado, cenicienta y mustia (monotonía de luz en los cristales), otra preciosa canción de HIM

martes, 21 de julio de 2015

BUMBURY: ALICIA

Rock, psicodelia y talento en estado puro


FILOSOFÍA DE VIDA: INTRODUCCIÓN

Voy a iniciar una trilogía de entradas, no demasiado ambiciosa, pero que ya hace tiempo que tenía ganas de escribir. A lo largo de mi vida, he ido recogiendo frases, analectas e historias cuya enseñanza me ha servido para aplicar en distintas situaciones. No es que sean salvavidas, pero sin duda me han ayudado a comprender muchos hechos y recovecos de la naturaleza humana, y es por eso por lo que desde hace tiempo tengo ese interés en recopilarlas en esta trilogía.
Imagino que habrá mucha gente que, como yo, habrán escuchado estas historias y, sin duda, con alguna variación con respecto a como yo las voy a contar: es lo que tiene la sabiduría popular; al transmitirse por vía oral, segun las propias características del emisor, el canal empleado, la sociedad en que se mueva, etcétera, van a haber camios. En eso ocurre como en las historias de la Mitología Griega: que varían según autores y todas son válidas.
En todas mis entradas pongo mi entrega y cariño, pero estas son especiales por ser cosas que me acompañan durante toda mi vida y ya son parte de mi acervo, mi sabiduría y hasta de mi cosmovisión. Espero que os gusten.

DUENDE SATÍRICO

sábado, 18 de julio de 2015

martes, 14 de julio de 2015

POR TI

Hoy me has dicho algo, ,mi niña, que me ha gustado mucho cuando estaba hablando contigo: el don que tenía para escribir cosas bonitas. Cuando escribo, siempre hay algo que me motiva, que me inspira; y todas esas cosas que he escrito hoy, por si no te has dado cuenta, no son mías: tú las inspiras, las mueves en mi interior, y mi torpe pluma les va dando salida; así que no puedo decir que sea yo el autor, si no el canal que sirve para que fluya la belleza de tu alma. Dicho esto, va para ti esta canción que seguro que te encanta, por las buenas vibraciones que transmite, y por la letra que, además de divertida, es bastante bonita. Y es que es cierto: lo que escribo, lo escribo por ti.

viernes, 10 de julio de 2015

ALBA

Hay veces en que piensas erróneamente que las cosas, tal y como están, se encuentran ubicadas cercanas al estado ideal; pero repentinamente sucede algo que cambia tu mundo, y te hace plantearte si algo tenía sentido antes de comenzar la nueva etapa. Eso fuiste tú en mi vida: un estremecimiento que sacudió con fuerza mi existencia para hacerla infinitamente mejor. El torrente de tu risa, tu candor pueril, la alegría que transmites, me hicieron mejor persona y padre. Gracias a tí, mi papel de padre se vio completado, al tener que lidiar con problemas comunes que resolver a gusto de dos personalidades distintas. Esa mirada dulce me ha enseñado la esencia misma de Dios, cuando se clava en mí con ese amor que me profesas. Ahora sé lo hermoso que puede ser un abrazo sin medida, un beso fuerte, una caricia con una pequeña manita o un "te quiero, papá" cuando se te obliga a ganártelo con cada una de las acciones que haces. Me siento orgulloso de ser tu padre, Gemma, y espero que cuando pasen los años, puedas algún día decir lo mismo de mí. Te quiero hija, y esta canción es para ti.

jueves, 9 de julio de 2015

COLOR ESPERANZA

Por tantos y tantos motivos que tenemos para sonreir; por tantos y tantos que nos vienen a diario, e intentan quitarnos la alegría; por todos los que muchas veces nos encontramos en una situación agobiante y, pese a ello, nunca perdemos la sonrisa ni la actitud combativa ante la vida, manteniendo vivo en nuestro interior el alma del guerrero, con corazón y dulzura para los nuestros, y tenacidad y fuerza para con los problemas que nos van saliendo. Para todos, esta canción.

SIEMPRE 101

martes, 7 de julio de 2015

MI NIÑA LOLA

Hay ciertas canciones que por el sentimiento que destilan, provocan en nosotros una cantidad de sensaciones que nos hacen estremecer. Algo así me ocurre así con esta canción, que hace que siempre me acuerde de mi niña, de ese pequeño ser (a veces grande) que llevo dentro de mí desde aquel día en que entré de madrugada en la incubadora y tuve la primera charla de padre a hija. Tienes grandes valores, un corazón tan inmenso que no te cabe en el pecho, y una humanidad por la que rezo todas las noches para que nunca desaparezca. Desde tu nacimiento me sentí completo, y no has hecho más que regalarme alegrías y motivos para que me sienta cada día más y más orgulloso de ti. Puede que por la vida te encuentres hombres que te amen mucho, pero yo siempre seré el primero que lo hizo y el que más te va a querer siempre. Esta canción va para ti, Claudia, por ser la parte de mí de la que más feliz me siento. Nunca te dejaré caer.


viernes, 3 de julio de 2015

POSITIVIDAD

"Y es que, en verdad, hay días en los que uno no debería levantarse". Es esta una frase que sin duda muchas veces hemos escuchado, dicho y hasta padecido. Pero no es menos cierto que hay muchas veces en que el día se nos va de las manos por una acumulación de sentimientos negativos que nos hacen perder la perspectiva, llevándonos hacia un pozo amargo que termina por fastidiarnos el día. Bien es cierto que hay veces que los golpes son tan aplastantes que no tienes por menos que claudicar; pero eso no significa que siempre tengas que dar la jornada por nefasta, sin más. Hay que al menos intentar encarar todo con una sonrisa, para tratar de enderezar lo que quede y, si es posible, voltear el marcador (utilizando, si me lo permitís un símil futbolero) hasta lograr que sea un día alegre.
Hoy me ha pasado algo así: me he levantado con el ánimo tocado, se han sucedido un par de reveses y, por obra del desánimo, ya parecía que iba a ser un viernes abocado al fracaso. Sin saber el motivo, me he decidido a tirar de sonrisa y a intentar que el viernes tuviera la oportunidad que se merece. Y buscando he encontrado tres puntales que han hecho de él un día de provecho.
El último ha sido la visita de un bardo que me ha hecho un regalo inesperado y que me ha emocionado: un libro de relatos que incluía uno suyo, con una dedicatoria que me ha conmovido, de veras. Gran escritor, mejor amigo y optima persona, muchas gracias José Luis por ese detalle que me ha llegado más dentro de lo que puedes imaginar.
El segundo, una genial canción del gran Michael Jackson, que para mí siempre ha tenido un halo de positividad y que, por avatares del mp-3, ha sonado en el coche. Creo que han sido siete las veces que la he repetido; primero más bajo, luego más fuerte, para terminar cantándola como si no fuera a corear nunca mas otra. Me ha animado de veras.
Y lo primero y más importante (perdonadme Michael y José Luis: a vosotros también os quiero), una mirada que sabe reir y una risa que ilumina mundos, y que me han hecho levantarme del torbellino de negatividad en el que estaba devorando la jornada. Han estado conmigo durante todo el día, en el ilusionario de mi alma, alentándome y elevándome hasta hacerme comprender que nunca te debes dejar atrapar por un momento malo. Tengo mucha suerte, en verdad, de tenerte cerca.


miércoles, 1 de julio de 2015

COMUNIÓN DE ALMAS

Ante su mirada, la luz de la luna se fue derramando sobre sus hombros, para hacerla aún más hermosa si cabe, dejando su alma asombrada de belleza y de los brillos de aquellos ojos que saben comunicar ternura y pasión, y que saben reirse como nunca había visto jamás en otra persona. Fue abrazándola, anhelando que el roce de aquella piel le fuera poseyendo, intentando que cada matiz de aquella suavidad se le quedara grabada para rememorarla una y otra vez. Y de nuevo aquella mirada meliflua que le iba acariciando a cada momento. Cuando las respiraciónes de ambos se fueron sincronizando, las miradas se encontraron y el tacto de uno invadió el cuerpo del otro, el tiempo y el espacio comenzaron a confundirse, a detenerse, a convertir aquel lugar en su mundo, sin que en aquellos instantes existiera otra cosa que él para ella y ella para él. Ninguno de los dos comprendían ni el efecto, ni la procedencia de aquella magia, pero ambos la experimentaban, haciendo que no se quisieran separar. Y es que aunque muchos no lleguen a entenderlo, el recurso fácil de representar el acto sexual como unión total de dos personas es a veces solo eso: un recurso fácil. La comunión de almas, en un momento determinado puede ser algo tan indescriptible como mágico. Desdichado aquel que solo pueda loar el acto carnal, por no haber sentido nunca la fuerza de la comunión de dos almas.

NOCHES DE RAP:ANOCHECE

Nach, alicantino de adopción aunque nacido en Albacete, es para mí actualmente el príncipe del movimiento rap en España. La fuerza de su voz recuerda mucho al genial Eminem, pero es superiror a este en la versatilidad que tienen sus cuerdas vocales, y que ofrecen versiones diferentes de su voz en cada canción. Sin duda, un genio.

NOCHES DE RAP: BUENOS DÍAS, PRINCESA

Con una voz personal, llena de fuerza y una capacidad de comunicación que en muchos aspectos me recuerda al genial Leonard Cohen, un jovencísimo Rafa Espino irrumpió en 2012 con esta canción que para mí reune muchas de las cualidades que debe tener un buen rap: fuerza, elegancia y sentimiento.
Espero que os guste

viernes, 26 de junio de 2015

TOUGHER THAN THE REST

Para los oídos que me escuchan, los ojos que me ven, la risa que ilumina mundos. Para que nunca falte la protección de mi angelito de la guarda.


                                              Well if you’re rough and ready for love
                                                   Honey I’m tougher than the rest

jueves, 25 de junio de 2015

NOCHES DE RAP: CRISTAL DE LUNA

El rap es un género que me apasiona por muchos motivos; pero creo que el más significativo es el estrecho entendimiento que mantiene desde siempre con la poesía. Por eso quiero poner alguno de los que más me han gustado. Espero que también os gusten a vosotros. Para comenzar, uno de los más preclaros de su generación, con una inusual elegancia y una fuerza interior desbordante que transmite a cada estrofa: XENON


GRACIAS POR ESCUCHARME

He recibido bastantes críticas favorables por una entrada que publiqué hace uns días y que denominé "La duda". Después del brutal bloqueo que he sufrido durante tan largo tiempo, poco a poco intento desempolvar mi pluma tratando de escribir diversos géneros, como fue en el caso de "Quisiera contarte, Luna" que volví al verso prosificado, un estilo que me encanta y que llevaba deamsiado tiempo sin tocar. Realmente el resultado para mí ahora mismo es lo de menos: lo que me importa es que puedo llevarlo a cabo y esperar que, como los bebés, empezaré de nuevo con torpes movimientos para terminar andando con soltura.
En el caso de "La duda", decidí escribir algo que hacía más de una década que no acometía: el microrrelato. Agradezco a muchos las felicitaciones varias, pero no es más que un pequeño cuento de ficción y que, creo, he escrito con verosimilitud. Esas congratulaciones me hacen pensar que en efecto ha sido así.
Desde mi cansado alma de duende, quiero daros las gracias a todos por el cariño y los momentos que me dedicais; para mí constituye el mayor de los elogios.

martes, 23 de junio de 2015

CUANDO NADIE ME VE


Quizás lo que hace más difícil escribir es el tener que sacar lo que llevas dentro, en el exacto lugar donde nace el ansia, la esencia, la conciencia y la consciencia de ser humano. No resulta sencillo desnudar el alma sobre todo cuando duele; cuando se hace necesario el soliloquio íntimo con tu reflejo en el espejo, a la hora en que las sombras comienzan su metamorfosis hacia la luz.  Seres de agua y viento conviven en ese lugar con bestias de fuego a las que hay que ir sofocando, mientras es tu esencia misma la que se va desgastando en la sempiterna batalla entre el bien y el mal, que se produce cada día en los corazones de los hombres buenos. Y es entonces cuando el dolor es tan profundo que no sale contar el porqué del silencio.

      Y es que a veces soy nadie, y a veces el viento.

viernes, 19 de junio de 2015

MY ALL

Una canción que lo fue todo para mí. Muchos recuerdos concentrados en unos pocos maravillosos minutos. Siempre será ese tunel que me lleva a unos bellos recuerdos, a unos tiempos en los que un duende podía amar a un hada.



                                                   Living in the memory of our song

viernes, 12 de junio de 2015

SHE

Y la mirada se fue, penetrando más y más lejos en el resplandor del horizonte, mientras el alma recordaba aquellos tiempos en que anheló ser Will



ALUCINADO

Preciosa canción en la que Tizziano demuestra la potencia y versatilidad en la voz que tiene. Espectacular.


miércoles, 10 de junio de 2015

QUISIERA CONTARTE, LUNA

Quisiera contarte, Luna, que ante ti  hay un hombre cansado, que  ha intentado pasar sin ruído, evitando dolores propios y ajenos; pero que en esto ha fracasado.
Quisiera contarte, Luna,  las veces que ante ti he llorado; Y aquellas en las que la brisa mi risa ha despertado, aquellas en las que el alba ha alentado mi llanto. Y es que los fantasmas vienen cuando el mundo está callado.
Quisiera contarte, Luna, las cruces que voy encontrando pese al tiempo que ha pasado, pese a que no he contestado; pese a que algunas son falsas, pese a que muchas ni existen. Sigo paseando y viendo, por rincones esperando, clavos de plata y bronce que me siguen lacerando. Y esos, en gran parte, siguen injustificados.
Quisera contarte, Luna, que no soy hombre perfecto: que he cometido mis fallos, y herido sentimientos. Que nunca quise hacerlo, que me pesa cada lágrima; que no supe evitarlo, que el error fue de necio. Que con ellos camino a diario, a solas por las veredas; que el amargor profundo, va horadando mis venas. Nunca intente provocarlos, siempre intenté evitarlos. Pero la incapacidad, el dolor y la pena, apagaron mis esfuerzos.
Quisiera contarte, Luna, los nombres de todos aquellos, que de mi tren se bajaron sin atender mis lamentos; que nunca escucharon nada de mis labios sufriendo; ni quisieron oírme, ni evitaron castigarme; ni cesaron en sus golpes, ni ahora lo están haciendo. Y gritando a los cuatro vientos, claman contra el prejuicio; y son capaces de juzgar escuchando a un solo aliento.
Quisiera contarte, Luna, las manos de amigos ciertos, que me llevan en volandas por los tiempos más inciertos. Que saben que sigo siendo, aquel que conocieron; que saben que no he cambiado, y que soy el de sus recuerdos.
Y es que Luna, quisiera contarte tantos motivos buenos, y me encuentro con Machado y su famosos versos:

                                        " Y no es verdad, dolor, yo te conozco,
                                            tú eres nostalgia de la vida buena
                                               y soledad de corazón sombrío,
                                          de barco sin naufragio y sin estrella.
                                           Como perro olvidado que no tiene 
                                               huella ni olfato y yerra
                                         por los caminos, sin camino, como
                                         el niño que en la noche de una fiesta
                                                se pierde entre el gentío
                                        y el aire polvoriento y las candelas
                                          chispeantes, atónito, y asombra
                                          su corazón de música y de pena,
                                         así voy yo, borracho melancólico,
                                             guitarrista lunático, poeta,
                                             y pobre hombre en sueños,
                                     siempre buscando a Dios entre la niebla."


Quisiera contarte, Luna, que he descansado durmiendo; que he aprendido a llorar, que me rindo y que amanezco; pero no sé caer sin levantarme, porque hace tiempo fui aprendiendo, que la vida te da una risa por cada llanto y lamento. Aprieta los dientes y sigue, por el valle de los sueños, que la vida nunca marca al que no se deja hacerlo.

QUISIERA DECIR...


miércoles, 3 de junio de 2015

martes, 2 de junio de 2015

LA DUDA

El cristal del escaparate le devolvió la imagen que, por un instante eterno, había estado perdida. Mirando  sin ver, la cara de ella se fue materializando ante él, hasta tomar llegar a verse con una total nitidez. Pese a que la calle estaba abarrotada, durante aquella corta eternidad todo se quedó en silencio, mientras sus sentidos se fueron llenando de su voz y de esa risa que tanto le gustaba. Fue ese el momento en que se respondió a la pregunta que nadie había formulado: "sí, me estoy enamorando de ella".

YO NO ME DOY POR VENCIDO


domingo, 31 de mayo de 2015

SOBRE EL LIBRICO DE LAS CRUÇES

Nunca suelo dar contestación a las cosas que se me comentan, se me dan escritas o, simplemente, se dejan donde pueden ser leídas para, a modo de respuesta vedada, tirar piedras y esconder la mano. Así que, en este caso, no voy a hacer excepción alguna. Creo que no era necesario pero, por si algo se me hubiera ido, he releído nuevamente la entrada y he podido constatar lo que ya sabía: que en ningún momento había nombre fecha o referencia personal alguna hacia nadie. Normalmente llevo bastante cuidado con todo esto y, en este caso, el celo ha sido aún mayor, para no herir susceptibilidades.; y aún así lo he hecho. Normalmente suelo pedir disculpas cuando alguien ha visto herida su sensibilidad, pero en esta ocasión no lo voy a hacer.
¿Y qué hay de diferente en esta ocasión?; que si lo hiciera, sería como pedir perdón por mis pensamientos más íntimos y expresarlos. Hay un derecho a la libre expresión recogido en nuestro código legal, ampliamente conocido por todos aunque, como es mi caso, sea de oídas. También existe otro en el código moral que expresa claramente que mi libertad termina donde empieza la del prójimo. Teniendo en cuenta que no he atentado contra ninguno de los dos, considero que no es necesario pedir disculpas de ningún tipo. Y es que en "El librico de las cruçes" he expresado únicamente una disposición moral propia, una actitud hacia algunas cosas que me afectan en mi vida cotidiana que nació de una experiencia propia, sin hacer hincapié en nadie en particular ni dar pista alguna para el reconocimiento por parte de terceros de ningún aludido; y es que no hay nadie que pueda darse por tal.
Lo que sí que siento es que haya habido alguien que pueda verse reflejado en algo de lo que digo. Y lo siento por esos que se han visto como en un espejo, porque eso significa que algo en su comportamiento para conmigo no ha sido el adecuado. En este caso, como ocurre en otros muchos, la falta no está en el espejo, si no en la imagen y la conciencia del que se mira en él: si no la haces, no la temes. Y eso no es un modo alguno responsabilidad mía;  ¡Solo me faltaba ya tener que responsabilizarme de hecho de terceros! . Bastante tengo ya con errores propios, que son y seguro serán muchos. La finalidad de esta entrada era la de expresar una actitud vital; lo que no esperaba es que, además,  despertase conciencias.
DUENDE SATÍRICO


viernes, 29 de mayo de 2015

EL LIBRICO DE LAS CRUÇES

Pese a los años que ya pasan desde su fallecimiento, aún a fecha de hoy sigo recordando a Vicente "El Maca", y es que si un adjetivo se ganó a lo largo de su vida, ese es el de inolvidable. Los que tuvimos la suerte de conocerlo vimos como nuestra vida fue regada por un sinfín de analectas y frases que muchas de las veces tenía en la boca para premiar o castigar según su criterio le dictase, pero que en todo caso siempre resultaban aleccionadoras. Y es que, ante todo, era Vicente un hombre de carácter, con una moral recta que aplicaba a todas y cada una de las cosas y relaciones personales que le tocaban de cerca por lo cual, cada acción que cometía se convertía en una valiosa lección que aprender.  De todas ellas, la que más se me ha quedado grabada en la memoria es la del "librico de las cruçes" (hay que tener en cuenta que, por esta zona, se habla con la s, con lo que cruces sonaría "cruses", de ahí que use la cedilla para escribirla).
Cuenta la leyenda (siempre quise escribir esta frase) que hubo por aquel tiempo alguna disputa familiar de esas que se suelen montar por una tontería y que, por desgracia, en más ocasiones de las que quisiéramos tienen consecuencias desproporcionadas. Sea como fuere, se produjo una pequeña escisión que llevo a la negación de saludo de unos con otros. Y llegó el momento en el que Vicente se encontró con varios de estos familiares y, sin tener nada que ver en la cuestión, vió como aquellos le negaban el saludo, cosa que le molestó bastante. Recuerdo que contaba la desagradable situación con bastante cabreo y que, tras una pausa breve, replicó: "Pues estoy pensando que me parece muy bien. Fulano y mengano se han comprado un librico de las cruçes; pero lo que ellos no saben es que yo me he ido a la misma tienda y me he comprado el mismico mismico. ¡Lo contentico que he salido yo con mi librico de las cruçes! Y me he puesto a escribir nombres y ¡me he quedado solo! Una vez me han vuelto la cara, pero dos no me lo hacen". Obviamente, pese a la gravedad de los hechos, los presentes tuvimos que sofocar las risas, más por la forma de expresarlo que por otra cosa. Pasado el tiempo, me he dado cuenta de que aquella fue una lección magistral de como se puede encajar un golpe doloroso y trasladarlo, con ingenio y socarronería, a un terreno en apariencia menos trascendental; pero solo en apariencia.
Y es desde entonces que tengo conomcimiento de la existencia del librico de las cruçes y que, por desgracia, he tenido que abrir para comenzar a incribir en él a gente que han pasado por mi vida y han sacado su propio ejemplar, sin tener en cuenta que los demás tenemos también el nuestro. Siempre he dicho que mi saludo no es un derecho, si no un privilegio que yo otorgo a quien creo lo merece. Y no es porque considere que es más importante que el de cuaquier otro; más bien es todo lo contrario: expreso que no es menos que el de nadie, sin otra pretensión ni tinte alguno de superioridad, sobre todo teneiendo en cuenta que jamás se lo he negado a nadie hasta que el prójimo ha dado el primer paso. A todos esos que no lo han pensado así, va dedicada la primera página de mi libro.
La segunda va dedicada a aquellos a los que considero me han traicionado o defraudado. Afortunadamente son muy pocos, ya que con una sonrisa me doy por bien pagado. Es lo que tenemos los pobres de espíritu: que lo somos hasta para pedir.
La tercera es la más escasa pero de las más dolorosas. En ellas solo se incluyen a aquellas personas que alguna vez han entendido que algún intento de conciliación ha tenido alguna motivación oculta; es decir, a las personas que son capaces de sospechar que tras un gesto noble escondo mitigar soledad, sacar algún tipo de beneficio material, personal o espiritual, y no por el hecho de que piense que puedan ser mejores o peores, si no porque han sido capaces de llegar a pensar de mí que yo puedo cometer tal ruindad. Afortunadamente solo he tenido que pasar ese mal trago dos veces en mi vida, y espero que sean las dos últimas, porque desde ese preciso instante, por un innato sentido de amor propio y con todo el dolor de mi corazón, sus nombres aparecen en el librico de las cruçes como a buen seguro sé que yo debo aparecer por alguna página de las suyas. Y eso conlleva que jamás voy a volver a cruzar palabra alguna, aunque ocupen un lugar privilegiado dentro de mis sentimientos, y mi idea con respecto a ellos no haya cambiado y continue pensando que son maravillosas personas que han tenido un momento malo en el que han tergiversado intenciones. Pero es que se me hace insoportable el imaginar que alguien pueda pensar eso de mí, como si no me conocieran, pensasen que realmente no me han conocido o tengan la certeza de que he podido cambiar tanto como para ser capaz de eso.
Imagino que cuando hayais llegado a este párrafo, cada uno habreis ido ubicando nombres en las distintas páginas de vuestros personales libricos de las cruçes. Ojalá esta última hoja de vuestro volumen permanezca impoluta, virgen a todos los efectos, aunque es algo difícil, sobre todo teniendo en cuenta que la vida solo da una oportunidad y una ostia cuando te has equivocado. Gracias a Vicente "El Maca" tuve conocimiento de la existencia de tal libro; con que solo uno de vosotros hoy haya tenido conocimiento de lo mismo, le habré pagado aquella clase magistral que aquel día me dio ese gran hombre, ese ejemplo de integridad que siguió impartiendo enseñanzas hasta el fin de sus días.

EVERY BREAKING WAVE

Before we begin


sábado, 23 de mayo de 2015

JORNADA DE REFLEXIÓN

Hoy, jornada de reflexión, de una campaña que ha sido más activa de lo normal. Imagino que la amenaza de ruptura del bipartidismo ha hecho que muchos se pongan las pilas. No llego a recordar el número de elecciones que ya he vivido, lo que sí que me ha parecido inaudito es que, por primera vez, todos y cada uno de los partidos que se han presentado me han ido entregando un programa político. Yo siempre lo había imaginado, en mi ensoñación de vate loco, como algo que se realizaba en una encuadernación de lujo, destinado a la lectura de ojos privilegiados; por el contrario, me he encontrado con unos folletos muy concisos y bastante explicativos, cosa que he agradecido, si soy sincero. Este es el segundo mito que ha caído: la claridad con que expresaban las ideas, conceptos y voluntades a realizar durante los próximos cuatro años. Está claro que algo ha cambiado desde que existen los movimientos ideológico-urbanos que intentan agitar conciencias. Por primera vez en muchos años, he empezado a ver pluralidad en el panorama político español, y eso es del todo positivo. Creo que estas van a ser unas elecciones en las que muchas ideologías y, por ende, muchas diferentes formas de pensar, se van a ver representadas al fin en los estamentos que regirán el devenir de nuestras ciudades durante los próximos años.

lunes, 18 de mayo de 2015

Las viejas sensaciones, cuando vuelven a anidar en tu interior, no dejan de ser meras aves caprichosas que revuelven tu mundo hasta ponerlo completamente del revés. No por conocidas dejan de hacerte menos daño; al contrario, te encuentran más débil, con menos defensas, haciendote sentir que, pese a los intentos vanos que has hecho ante el espejo por sentir que eres alguien, no vales más que la nada que te envuelve, que el abismo a cuyo filo te asomas y no te atreves a saltar. Tomas consciencia de que por mucho que te quieras convencer, no eres más que una mierda difusa y confusa. Un ente perdido en un mundo interior tan rico como inmisericorde.

Nadie espera nada de ti, ¿y qué culpa tienen de ver lo evidente?.
Nadie piensa en ti.

LA PRINCESA DE MIS SUEÑOS

                                                 Duele tanto el saber
                                               que nunca más te volveré
                                                  a tener en mis labios...
                                                  moriré pensando que
                                                    nunca supe retener                                                                                               al ser que más he amado. 




                                              Y ahora te busco, sin razón
                                                 fuí yo  quien dijo que no...

sábado, 16 de mayo de 2015

SIMPLEMENTE GRACIAS

Hoy quiero agradeceros de forma muy especial todas las visitas que estoy recibiendo en este, mi/nuestro/vuestro blog. Esta última entrada ha resultado muy dura, ya que ha sido la primera en la que he sentido como el bloqueo que me ha atenazado en estos últimos meses ha ido desapareciendo, aunque ha dejado una red que aún me impide escribir con soltura. Sé que aún no es lo suficientemente bueno, y espero que por eso me disculpeis: prometo hacer todo lo posible para recuperar un nivel mínimamente aceptable.

SINCERAMENTE, GRACIAS.

DUENDE SATÍRICO

viernes, 15 de mayo de 2015

PACTO HONRADO

Tal y como nos suele suceder con la música, hay giros idiomáticos que nos van acompañando a lo largo de nuestra vida; y es que el lenguaje, como ente vivo que es, va evolucionando al tiempo que nosotros mismos y, por igual, se va enriqueciendo de nuestras experiencias. La mayor parte de estas (y normalmente las más antiguas), son frases heredadas de nuestros mayores. En mi caso, como buen castellano y descendiente de dos ramas familiares de aquella tierra, los refranes pueblan mi universo lingüístico, sin que dejen pasar ocasión para salir como socorridas muletillas que, normalmente por desgracia, siempre resultan acertados. Y lo cierto es que no hay jornada en la que no salga alguno de estos aforismos (porque, sin duda, constituyen auténticos aforismos), con la consiguiente carga de sabiduría popular y de cariñosa añoranza; porque, si algo tienen, es una carga de anamnesis cariñosa para con aquel que grabó esa sentencia a fuego en nuestro carácter. En definitiva, esos dichos son un compendio de tradición, sabiduría y cariño que nuestros mayores han sabido acertadamente transmitirnos. ¿El resto?; enseñanzas adquiridas a lo largo de nustra vida, vivencias, lecturas, conversaciones, etc...
Todo esto viene a mi mente precisamente a cuenta de una analecta que lleva un tiempo rondándome y que tuvo a bien enseñarme García Márquez en uno de sus muchos escritos. Y es que Gabo afirmaba que "El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad"; y lo cierto es que no se equivocaba. No es que esté empezando a alcanzar edad ya provecta, ni mucho menos, pero lo cierto es que ya hace algunos años se produjo un hecho que ha marcado un antes y un después en mi existencia. El hecho en sí no importa aunque, como muchos de los que nos marcan más hondamente, es carácter sentimental. Desde aquella hégira, muchas cosas dentro de mí han cambiado, aunque pese a ello, no me atrevo a afirmar que para mejor. Lo que sí voy viendo a la luz de los tiempos, es que durante todo este periplo me he hallado perdido, y de la peor manera en la que se pueda caer: la del que ni tan siquiera es consciente de estarlo. Y por la aceptación de esta realidad, es por la que últimamente estoy examinando muchos aspectos de mi vida para poder al menos tomar consciencia del lugar en el que se hallan parados mis pies. Y eso es algo que, necesariamente, debo hacer desde la soledad. Desde hace unas semanas he establecido ese pacto honrado con la soledad, para poder lograr una mayor altura de miras y un grado necesario de equidad: ni quiero querer, ni quiero que me quieran. Solo necesito ser yo y  por un momento pararme, dejando de mirar hacia adelante, para volver la vista hacia mi interior. Hace no demasiado tiempo, he intentado acercarme al epicentro de aquel cataclismo que conmocionó mi vida, y lo único que he sacado en claro es que se hace más que necesario un soliloquio para completar mi viaje interior hacia mí mismo, huyendo de cualquier sentimiento, enterrándolo y caminando en absoluta cordialidad hacia ese pacto, con la única compañía de mis viejas amigas: la melancolía y la soledad. Y es que cuando únicamente encuentras palabras dolorosas y desconfianza, casi es mejor desandar un poco, para poder llegar finalmente más lejos.


jueves, 19 de febrero de 2015

ENCRUCIJADA

¡Qué se puede decir cuando no hay ánimo para que broten las palabras!. El silencio puede quebrarlas, y quebrar con ellas el ánimo. El ruído puede quebrar el silencio, pero con él llevarse los escasos restos de humanidad que aún moran en tu interior. Mejor, en estos casos, mantener plática y soliloquios con el febril espejo,  aunque solo devuelva una caricatura grotesca. Mejor mantenerse vivo en el ágora, ser cascabel y devolver sonrisas.
Mejor ser duende que aulla a la luna, bajo la lluvia nocturna. Mejor escuchar el eco solitario de los gritos, hermanarse con los lejanos lobos que obsevan al aterido duende desde la espesura oscura y triste del bosque.